Translate this
Webpage




 


Products for YOUR Health, Wealth and Empowerment!




Un Saludable Quejarse y Lamentarse


Sugerencias para estar sano durante la transición del viejo mundo de separación y rechazo al nuevo mundo de expresión creativa y Amor incondicional.

Como permanecer positivos con la vida y el nuevo mundo que estamos creando, mientras nos quejamos de todo lo jodido que es el viejo mundo.


Una de mis mejores recomendaciones en maestría cósmica humana, es el daros permiso a vosotros mismos para quejaros un montón. Permitiros expresar enfáticamente todas vuestras contrariedades y aborrecimientos de las ilusiones sistemáticas del viejo mundo y de la gente que las mantiene. Hay un montón de lo que quejarse. De hecho, cualquier cosa de este mundo de lo que te puedas quejar naturalmente es algún patrón de separación de competición, avaricia, poder, control... que esta en vías de desaparición, es hora de que muera.

Un saludable quejarse es un ejercicio excelente de liberación emocional porque has gastado vidas enteras reprimiendo tu desdén por las acciones despreciables de gente y de sistemas que ellos han creado y te hará bien ahora el que puedas expresarte finalmente acerca de todo ello. Este saludable ejercicio también es benéfico para el planeta, porque según liberas los sentimientos reprimidos, tus patrones karmicos que los mantienen, y todas y cada una de las conexiones energéticas a esos comportamientos disfuncionales, desconectas de esta vieja realidad que los ilumina precisamente tanto más. Tu desconexión de la matriz, desconecta la energía soporte que los mantiene todos juntos, porque sin el soporte de cada uno, la matriz no existe. Adicionalmente, dándote permiso para detestar y quejarte del status quo de la realidad, te permite ver claramente todas las ilusiones del viejo mundo sin perderte ninguno de sus muy furtivos trucos y trampas ocultas.

Quéjate y laméntate como un carretero, pero aprende a tener desapasionamiento para que no te quedes envuelto en el viejo mundo y sus vías de muerte. No te envuelvas demasiado en intentar salvar el mundo, pues si lo haces, solo estarás poniendo energía en este viejo mundo, haciéndote coger en la “realidad” de enemigos, un mundo al que le encanta tu resistencia y atención. Tu atención debe estar en la manifestación del nuevo mundo en un grado mucho mayor que tus contrariedades con el viejo. Tú estas en este mundo pero no eres de el.

El viejo mundo hizo lo que hizo, practico la limitación, la separación del origen, voluntad personal, control, poder, ... fue todo perfecto, así que en ese sentido no hay nada de lo que quejarse. Pero ahora estamos en el periodo de transición, el viejo mundo esta muriendo y el nuevo se esta manifestando. Desde que nuestra atención esta en la nueva civilización, nosotros estamos esperando amablemente, “pacientemente”, a que el viejo - ¡se muera ya de una puta vez!.

Por supuesto, debemos hacer esta transición tan suavemente como sea posible, debemos permitir que llegue la hora divina. De nuevo estamos una vez más toqueteados justo en el medio de una paradoja, el hecho es que todo es perfecto, cada uno esta despertando en su propio tiempo divino, pero al mismo tiempo ahora es el momento para cada uno de despertar y empezar a amarse unos a otros y cooperar - ¡ahora mismo!.

Es como pensar que tenemos todo el tiempo del mundo y no tener absolutamente ninguno después de todo. Así que tienes que ser paradójicamente paciente e impaciente al mismo tiempo. Paciente y permitiendo la realidad y el tiempo de otra gente, permitiéndoles experimentar tanta limitación como ellos puedan antes de que se acabe todo, y al mismo tiempo completamente impaciente porque te das cuenta que todo esta sucediendo ahora y tu impaciencia es verdaderamente el fuego divino del cambio ardiendo en tu corazón para manifestar el Cielo en la Tierra ¡Ahora!.

Así que tienes que distinguir como saber cuando es divinamente apropiado el ser paciente y permitir que el proceso de despertar siga su curso y cuando es divinamente apropiado el ser completamente impaciente y actuar ahora y empujar las limitadas barreras del viejo mundo, para destrozar las viejas apariencias y destruir las viejas percepciones de la realidad para hacer sitio para una realidad superior.

Algunas veces es la hora de tirar la basura, y si no la tiras cuando el cubo esta lleno, todo dentro se pudrirá y empezara a oler, y más basura se acumulara hasta que nades en ella. Así que a menos que te guste nadar en la basura, te sugiero que te libres de ella en tu vida, en la vida del planeta Tierra y si es necesario y apropiado, ayudes a otros a tirar su basura porque a veces puede hacerse muy pesada.

Así que, en mi opinión, quejarse y lamentarse puede ser extremadamente terapéutico, porque todo el mundo quiere realmente protestar pero no quieren hacer olas o ser mal educados, y ser rechazados, etc. Y los de la nueva era están tan ocupados siendo positivos que están atrancados en una ilusión de positividad, cuando verdaderamente ellos solo querrían ¡mear y escupir y decirle a la gente que están siendo unos jodidos tontos del culo y que se despierten de una puta vez!

Si intentas ser positivo todo el tiempo y reprimir tus pensamientos y sentimientos acerca de lo jodida que puede ser la vida, entonces vas a reventar una junta, o coger cáncer. Así que si quieres desahogarte un rato y no quieres morir agonizando horriblemente porque tu cuerpo esta siendo devorado por tus emociones reprimidas, te sugiero que empieces a gritar y dar alaridos. Grita y da alaridos en cualquier momento, en cualquier sitio, con cualquiera y realízate.

Si eres tratado injustamente o irrespetuosamente, es hora de decírselo a cualquiera que sea el culpable. No necesitas abusar de ellos en venganza sino hablar la verdad de que estamos todos juntos en esto y si todos cooperamos en el camino y nos tratamos unos a otros justa y respetuosamente, el mundo solo puede ser un sitio agradable para vivir. Tu mereces ser tratado con honor y respeto, así que reclama por lo menos la perfección y trata a la gente de la misma manera, hónrales por el Dios – Diosa que ellos son, aunque no sepan quienes son o sientan que lo merecen. Estamos todos juntos en esto Tonteras.

Vuestro en Divina Queja y Lamento.

(“Queja y Lamento, van juntos como caballo y carreta” – gracias Mike).


ZaKaiRan – uno de los mejores protestones del planeta Tierra.


PD. A cualquiera que se ofenda por mi profuso uso de terminología popular para coito o cualquier otra palabra que pueda ser juzgada como maleducada, cruda o socialmente inaceptable, le recomiendo que debería practicar diciendo estas palabras que juzgan tan severamente y liberar los programas sociales que han adoptado que están asociados con estas palabras y el uso de ellas.

Las palabras por si mismas no significan nada, es solamente nuestra intención detrás del uso de ciertas palabras, y nuestro acuerdo social sobre el significado de ellas, lo que las hace tan impactantes para nosotros. En este caso mi uso de palabras “toscas” es para enfatizar un punto y describir mi estado emocional, ni más ni menos. Y si todavía no puedes superar tus programas acerca del uso de palabras malas – entonces jodete.


Traducido por Luis A. Pérez <luisperez119@hotmail.com>